En la Asociación Española de Fabricantes de Pinturas, de la que Pinturas Isaval forma parte, han elaborado esta campaña para mejorar la percepción de la pintura.

Pinta la vida es una campaña de comunicación que nació de una intención clara: demostrar que pintar no es tan malo, más bien todo lo contrario.
Con la ayuda de un grupo de científicos de la Universidad de Santiago de Compostela y de Tastelab, un laboratorio especializado en análisis sensorial, nos pusimos manos a la obra.El objetivo era realizar un experimento real que demuestre que pintar no es una práctica negativa sino todo lo contrario.

A través de un sensor de ondas cerebrales, tres científicas expertas en neurociencia, siete voluntarios y muchos muchos litros de pintura, descubrimos algo asombroso. Y es que nuestro cerebro alcanza un mayor nivel de satisfacción, relajación y felicidad gracias a la pintura. ¡Pintar nos ayuda a ser más felices!

Publicado: 6 de Junio de 2018